La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

La psoriasis: enfermedad dérmica crónicaLa psoriasis es una enfermedad crónica e inflamatoria de base genética que afecta a la piel cursando lesiones de tipo escamativo e inflamadas. No es contagiosa pero se puede heredar. La clínica es muy diversa y con diferentes grados de evolución. Afecta al 2% de la población mundial (sobre todo caucásicos) y aparece a cualquier edad presentándose en el 75% de casos antes de los 40 años. Su etiología es multifactorial aunque se constata una alteración del sistema inmunológico. Existen factores estrechamente ligados a los brotes psoriáticos:

  • Factores biológicos (infecciones).
  • Factores químicos (Existen casi un centenar de fármacos que favorecen su aparición tales como los antibióticos, AINES, betabloqueantes, psicotropos, etc.).
  • Factores climáticos (el frío agrava la psoriasis).
  • Estrés.
  • Factores físicos (fenómeno Koebner).

El diagnóstico se basa mayormente en la clínica y de manera secundaria en la serología y la biopsia cutánea. Hay diferentes presentaciones clínicas de la psoriasis:

  • Psoriasis en placa. Es la más frecuente y suele ser simetrica. Afecta a manos, pies, codo, rodillas y cuero cabelludo básicamente. Estos pacientes suelen sufrir:
    • Cambios ungueales tales como la onicodistrofia (por afectación del lecho ungueal), manchas de aceite por alteración del hiponiquio, pitting (piqueteado ungueal), onicolisis (la uña se separa del lecho ungueal) e hiperqueratosis subungueal.
    • Dolor.
    • Prurito.
    • Temor al rechazo social.
  • Psoriasis en gotas (“Guttata”). Aparece como numerosas pápulas de un centímetro de diámetro aproximadamente y por causa de una infección estreptocócica. Es la más frecuente en niños.
  • Psoriasis pustulosa localizada. Cursa con pústulas sobre placas eritematosas, aumento de la VSG, fiebre y leucocitosis.
  • Eritrodermia psoriática. Es junto a la psoriasis pustulosa una forma grave de psoriasis que transforma la mayoría de la piel del paciente en placas eritematodescamativas. Suele aparecer en infecciones sistémicas, fototoxicidad y por suspensión del tratamiento mediante corticoides.
  • Psoriasis lineal.
  • Psoriasis invertida.

La artropatía psoriática es una complicación de la psoriasis que presenta una inflamación autoinmune de las articulaciones. Las formas leves de psoriasis se tratan generalmente con terapias tópicas, tales como:

  • Emolientes.
  • Queratoliticos (ac. salicílico, ac. láctico, urea, etc.).
  • Antralinas.
  • Derivados de la vitamina D.
  • Alquitrán de hulla.

Los estadios graves de la psoriasis necesitan la aplicación de tratamientos sistémicos, tales como:

  • Fotoquimioterapia.
  • Fototerapia.
  • Retinoides.
  • Ciclosporina A.
  • Metrotexate.
  • Tratamientos biológicos.
La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis hiperqueratósica.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis hiperqueratósica. Detalle.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis ungueal.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis ungueal.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis en zona talar.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis en zona plantar.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis en el dorso del pie.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis en placa.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis vulgar.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Artritis psoriásico.

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis en gotas (“guttata”).

La psoriasis: enfermedad dérmica crónica

Psoriasis guttata; vista del antebrazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *