TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL HALLUX RÍGIDUS

El hallux rígidus es la segunda causa más común de dolor en la articulación metatarsofalángica del primer dedo después del hallux valgus por lo que es una patología que encontramos frecuentemente en la consulta. Cuando el tratamiento conservador no consigue el objetivo de disminuir el dolor y mejorar la marcha, debemos proponer al paciente alternativas quirúrgicas ajustadas lo máximo posible tanto al grado de deformidad que presente, edad, actividades deportivas, trabajo, etc. con el fin de acabar con el dolor y mejorarle la calidad de vida.

Se define como hallux rígidus a la degeneración artrósica y progresiva de la primera articulación metatarsofalángica (AMTF), provocando una limitación a la flexión dorsal en estadios iniciales y una anquilosis de esta articulación en estadios avanzados.

La etiología es desconocida, aunque hay varios factores que pueden ayudar a la aparición o empeoramiento de la patología tales como los microtraumatismos repetidos, enfermedades reumáticas, gota, cirugías previas, etc

Para la elección de la técnica quirúrgica adecuada es necesario valorar al paciente en su globalidad (trabajo diario, actividades complementarias, edad, etc.) así como una valoración radiológica de la deformidad para poder determinar un pronóstico y proponer un tratamiento quirúrgico correcto. Para ello la clasificación de Coughlin y Shurnas propone 4 estadios según el grado de afectación. En los grados I y II (Fig.1) realizaremos técnicas quirúrgicas en las que se preserven la articulación, buscando aumentar el movimiento DF de la MTF. (OT Weil, implantes, Keller modificado/artroplastia de interposición).

En todos los casos, además de la técnica quirúrgica elegida se realiza una limpieza articular para eliminar los osteofitos.

La técnica con mejores resultados suele ser la artrodesis metatarsofalángica, pudiendo ser fijada con tornillos,grapas o placas.

Para la realización de la artrodesis lo más importante es la preparación de las superficies articulares y la posición en la que artrodesaremos la AMTF (Figs. 3 y 4). La posición correcta para la artrodesis (estando el pie en carga) es con el eje de la falange paralelo al suelo, una angulación en el plano sagital de 20-25º de la AMTF en flexión dorsal, 5-10º de valgo en el plano transversal y con una rotación del dedo neutra (nos ayudamos de la posición de la uña, que ha de quedar completamente paralela al suelo). Para la preparación de las superficies articulares se suelen utilizar fresas cóncavo-convexas, fresando y eliminando el cartílago articular para que la fusión de la articulación sea lo más completa y estable posible. Una vez fresada la cabeza del metatarsiano y la base de la falange proximal debemos mantener la articulación en la posición correcta y escoger el material de osteosíntesis. En caso de escoger tornillos canulados para fijar la artrodesis, introducimos dos agujas de Kirschner (AK) que aguantarán la AMTF y nos sirven para brocar y hacer el agujero guía para introducir el tornillo, poniendo los tornillos cruzados entre sí (Figs. 5 y 6). En caso de escoger fijar la artrodesis con placa, sistema biomecánicamente más estable ( Fig.7), también utilizamos las AK para aguantar la AMTF, colocando la placa en el dorso de la AMTF y brocando para introducir los tornillos que aguanten la placa. Repetimos el procedimiento para fijar la articulación con grapas de memoria, poniendo una grapa en la parte medial de la AMTF y otra en la cara dorsal.

En los grados III (Fig.2) y IV practicaremos intervenciones en las que fusionemos la MTF para eliminar el poco movimiento que tiene ésta y así eliminar el dolor (artrodesis).

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL HALLUX RÍGIDUS

Radiografía de un hallux rígidus en un estadio II.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL HALLUX RÍGIDUS

Preparación de la superficíe articular de la base de la falange proximal del primer metatarsiano. Eliminación del cartílago articular mediante fresado.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL HALLUX RÍGIDUS

Preparación de la superficíe articular de la cabeza del primer metatarsiano. Eliminación del cartílago articular mediante fresado.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL HALLUX RÍGIDUS

Colocación de las AK para aguantar la AMF y brocar para poner el material de osteosíntesis.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL HALLUX RÍGIDUS

Material de osteosíntesis colocado, en este caso dos tornillos cruzados.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL HALLUX RÍGIDUS

Fijación con placa de la primera AMF

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *