Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

El tendón de Aquiles une el músculo sóleo y los gemelos al hueso calcáneo teniendo como función primordial la elevación del talón del pie del suelo. Es el tendón más grueso y resistente de nuestro organismo insertándose en la región inferior mediante un anclaje al calcáneo . Suele roturarse 2 ó 3 centímetros por encima de la inserción debido a una falta de vascularización.

El desgarro o rotura del tendón de Aquiles suele acompañarse de la percepción de un chasquido o crujido, dificultad de mantenerse en puntillas, dificultad  al deambular o subir escaleras y dolor de la parte posterior del tobillo. En muchas ocasiones existen antecedentes de tendinitis crónica del tendón de Aquiles o de haber sido tratados con antibióticos derivados de las quinolonas.

Las causas son traumáticas (diversos  tipos de accidentes), en ocasiones al iniciar una carrera sobretodo en suelo duro, practicando deportes en los que se obliga al pie a frenadas o giros bruscos, o por la existencia de pies cavos.

Este tipo de lesión se puede diagnosticar mediante examen físico utilizando la maniobra de Thomson, si bien la ayuda de la resonancia magnética será muy necesaria para conocer la exactitud del desgarro.

Una rotura total del tendón de Aquiles precisará un tratamiento quirúrgico mientras que en una rotura parcial del tendón de Aquiles deberá sopesarse la necesidad de una cirugía reparadora o la utilización de un yeso durante 3 a 6 semanas a fin de regenerar el tendón  (dicho yeso deberá cambiarse cada 2 ó 3 semanas para ayudar a estirar el tendón). La ventaja del tratamiento quirúrgico es la baja estadística en recidivas de rotura del tendón, mientras que la desventaja son las complicaciones postoperatorias de cualquier herida quirúrgica.

La anestesia que se utiliza en este tipo de cirugías puede ser epidural ( durmiendo las piernas mediante la anestesia espinal) o bien anestesia general del paciente.

Se inicia la cirugía con una incisión de unos 8 centímetros de longitud aproximadamente desde la pantorrilla hasta el tobillo. Se separan los planos anatómicos hasta alcanzar los dos extremos del tendón de Aquiles desgarrado . Una vez delimitado, se localiza el músculo delgado plantar que a su vez, servirá de injerto y refuerzo de la sutura del tendón de Aquiles. Tras suturar el tendón de Aquiles, se utiliza el tendón de músculo delgado plantar extraído a modo de lazado entre los dos extremos del tendón de Aquiles. En la siguiente fase se sutura con material biodegradable dicha lazada entre sí y con el tendón de Aquiles.

Es importante proteger el tendón de Aquiles reconstruido mediante su propia envoltura fisiológica (paratendón) o con la ayuda de algún apósito especial que impida las adherencias del tendón de Aquiles a la piel. Finalmente se suturan los planos anatómicos de la piel.

Es común la utilización de un drenaje durante 1 ó 2 días para evitar la acumulación de restos hemáticos en la herida ya que estos pueden provocar complicaciones en la buena cicatrización del tejido.

El postoperatorio precisa del uso de muletas para caminar ya que no se puede apoyar la pierna operada en el suelo.

Se mantiene a 90º el ángulo entre el pie y pierna mediante una férula de yeso con el fin de evitar la rigidez del tobillo durante las dos primeras semanas.

Suele iniciarse la deambulación a partir de la tercera semana usando una ortesis tipo Walker hasta la sexta semana del postoperatorio.

Una vez dado al paciente de alta se recomienda el uso de plantillas ortopédicas para relajar el tendón de Aquiles.

Si la evolución es correcta, un deportista puede volver a correr a partir de las diez semanas del postoperatorio.

Se aconseja a los pacientes que han sufrido una rotura del tendón de Aquiles hacer estiramientos antes de realizar ejercicio así como evitar calzados con elevado tacón.

Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

Rotura del tendón de Aquiles.

Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

Rotura del tendón de Aquiles.

 

Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

Rotura del tendón de Aquiles.

Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

Rotura del tendón de Aquiles.

Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

Rotura del tendón de Aquiles.

Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

Rotura del tendón de Aquiles.

Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

Rotura del tendón de Aquiles.

Reconstrucción del tendón de Aquiles. Aspectos claves de la cirugía.

Rotura del tendón de Aquiles.

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *