Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

La fÍstula arteriovenosa (F.A.) es una conexión anómala entre una arteria y una vena. La sangre fluye directamente desde una arteria a una vena sin alcanzar la circulación capilar. Esto provocará una deficiencia en la oxigenación de los tejidos afectados.

La fÍstula arteriovenosa  puede ser congénita o adquirida. La fÍstula arteriovenosa congénita aparece en el nacimiento por un mal desarrollo en el útero o por enfermedades genéticas que provocan un desarrollo anormal de los vasos sanguíneos (por ejemplo el síndrome de Rendu-Osler-Weber).

La fístula arteriovenosa adquirida tiene diferentes causas:

  • Lesiones perforantes de la piel. Una lesión penetrante como una puñalada o un disparo sobre una región anatómica donde una arteria y una vena están muy próximas.
  •  Cateterismo cardiaco. Como complicación a dicho procedimiento.
  • Quirúrgica. Se observa mayoritariamente en casos de diálisis renal para evitar la obliteración de la vena por tejido cicatricial.

Los síntomas más frecuentes de las fístulas arteriovenosas congénitas son la aparición de hinchazón de extremidades y coloración azul rojizo cuando son cercanas a la superficie cutánea. Si una fístula arteriovenosa  grande no se trata, provocará una dilatación y abultamiento de las venas por la excesiva presión arterial hacia la red venosa.

En las fístulas arteriovenosas pequeñas no suelen producir repercusiones en el paciente mientras que en fístulas arteriovenosas grandes pueden provocar:

  1. Insuficiencia cardíaca por aumento de la intensidad de bombeo del corazón.
  2.  Dolor en las piernas por claudicación.
  3. Coágulos de sangre que pueden causar trombosis venosa profunda.
  4. Sangrado.

El diagnóstico de la fístula arteriovenosa se basa en la angiografía por resonancia magnética así como la prueba mediante fonendoscopio. Aplicando el fonendoscopio sobre la fístula arteriovenosa podremos oír el flujo sanguíneo donde apreciamos un sonido similar al zumbido de maquinaria en el caso presentar una fístula arteriovenosa.

Las fístulas arteriovenosas congénitas pueden eliminarse mediante una terapia de coagulación con láser, comprensión guiada por ecografía, embolización de catéter o mediante tratamiento quirúrgico (en función del tamaño y localización de la fístula). Obsérvese un caso de fístula arteriovenosa congénita con afectación de una extremidad inferior.

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

Conceptos generales de la fístula arteriovenosa congénita

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *